Fracturas

Fracturas

Una fractura es la pérdida de continuidad normal de la sustancia ósea o cartilaginosa a causa de traumatismos (golpes), de fuerzas de tracción o compresión que superan la elasticidad del propio hueso. El término es extensivo para todo tipo de roturas de los huesos, desde aquellas en que el hueso se destruye ampliamente hasta aquellas lesiones muy pequeñas e incluso microscópicas.

Las causas más comunes de fractura son traumatismos (accidentes de tráfico, caídas o lesiones deportivas), por pérdida de masa ósea como en el caso de la osteoporosis que debilita el tejido óseo y facilita su rotura, o por fatiga, provocado por mala técnica o exceso de ejercicio que producen pequeñas fisuras en el hueso.

Los síntomas para saber que existe una fractura sin pruebas de imagen que nos ayuden a su diagnóstico son las siguientes:

  • Dolor intenso
  • Impotencia funcional
  • Deformación
  • Movilidad anormal
  • Hemorragia interna, hematoma e hinchazón.
  • Entumecimiento y hormigueo.
tratamiento-de-fracturas

El tratamiento de la fractura

El tratamiento de la fractura será médico en primer lugar. Se necesitará inmovilizar la fractura por el tiempo estimado en función del tipo de lesión. Si la fractura está desplazada se necesitará colocar antes de fijar y en casos graves será necesaria una cirugía.

El tratamiento de fisioterapia es importante comenzarlo desde que se inmoviliza la fractura o después de la cirugía para mitigar todo lo posible los problemas que surgen con la inmovilización prolongada.