Rotura del Ligamento Cruzado Anterior

La Rotura del Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones más importantes de la rodilla. Se suele producir en deportistas y en el momento de ir en carrera, al saltar, cuando frenan o cambian de dirección. También puede producirse por un traumatismo directo en la rodilla.

Será necesaria una prueba diagnóstica (RMN, TAC) para confirmar el grado de rotura del ligamento.  En caso de confirmarse, se puede optar por cirugía o tratamiento conservador en función de nuestras actividades. Para seguir con la vida deportiva será necesaria en la mayoría de los casos el tratamiento quirúrgico.

rotura-ligamento-rodilla

El tratamiento de la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

En caso de tratamiento conservador/no quirúrgico, el tratamiento irá enfocado en un primer paso a disminuir la sintomatología de la rodilla: dolor, inflamación, derrame articular, rigidez… Una vez eliminados esos síntomas, introduciremos  ejercicio terapéutico para empezar el proceso de fortalecimiento de la masa muscular de la rodilla y cadera, que nos den la estabilidad que hemos perdido con la rotura del ligamento.  El proceso terminará con el readaptador para conseguir tener una pierna estable y funcional que nos permita hacer nuestra vida sin recaidas ni dolores.

En caso del tratamiento quirúrgico, el tratamiento de fisioterapia comenzará lo antes posible para ganar rango de movimiento en la rodilla y disminuir el dolor y la inflamación provocada en la cirugía. El resto del proceso será similar al del tratamiento no quirúrgico.

Para acelerar el proceso de recuperación contamos con  INDIBA® activ. Es el mejor equipo de diatermia del mercado, que te ayudará a acelerar los mecanismos naturales de reparación del tejido para que de una forma inocua y segura, te recuperes lo antes posible: reduce el dolor, la inflamación y acelera los procesos de regeneración del tejido gracias al efecto del sistema Proionic® único en el método INDIBA® activ.