Son muchos los casos que nos llegan a la Clínica diciéndonos que tras una intervención quirúrgica los resultados no son los esperados.

Son muchos los casos que nos llegan a la Clínica diciéndonos que tras una intervención quirúrgica los resultados no son los esperados.

Operaciones de menisco, ligamento cruzado anterior, prótesis… son casos que necesitan una correcta rehabilitación por parte del fisioterapeuta y a continuación una progresión de ejercicio adecuado para que la funcionalidad vuelva a unas condiciones óptimas para el día a día de la persona.

En la mayoría de los casos este proceso no se hace correctamente ya que la rehabilitación por la seguridad social suele ser tardía, (entre 3-5 meses hay de espera) haciendo que los beneficios del tratamiento fisioterapéutico disminuyan. Por eso son muchos los traumatólogos que recomiendan acudir a un fisioterapeuta privado cuanto antes para mejorar los beneficios de la intervención.

¿Desde qué día se puede acudir al Fisioterapeuta? Casi desde el primer día. Aconsejamos que máximo pasen 7 días tras la intervención ya que cuanto antes se empiece a trabajar, antes intervendremos en ayudar a la regeneración. En el caso de que la inmovilización se prolongue, afectará considerablemente a la pérdida de masa muscular la cual será difícil recuperar e igualar con la otra extremidad.

Que no haya una buena recuperación probablemente sea la causante de que el dolor persista en su rodilla. ¿Por qué?.

Porque nos encontramos que tras estas intervenciones la articulación no tiene la funcionalidad completa ( movilidad, fuerza, estabilidad…)y en pocas sesiones se pueden obtener resultados sorprendentes.

Otra parte importante de la recuperación es la confianza que tenga la persona sobre su operación, el hecho de ser operado hace que nuestra biomecánica en cuanto a la forma de andar o de hacer otra actividad,cambie. Inconscientemente protegemos la rodilla haciendo que cargue más peso en la no operada y por lo tanto la operada no actúa con normalidad. El miedo es nuestro mayor enemigo, pensar que nos puede doler como anteriormente a la operación influye en que no estemos al 100%. Una correcta progresión hará que se pierda el miedo y se empiece a coger confianza.

recuperacion-rodilla
Como se puede ver en la foto, las diferencias pueden ser visibles a simple vista

Si te sientes familiarizado con este caso y quieres pedirnos opinión, no dudes en contactar con nosotros y haz clic en el botón de contactar. ¡Te esperamos!