La Celulitis

Una de las preocupaciones ahora que viene el verano y toca ponerse el bañador, conoce que es, por qué se produce y qué podemos hacer para combatirlo.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una alteración en la circulación de la capa grasa, que ocasiona nódulos adiposos en diferentes partes de nuestro cuerpo, siendo más visible en piernas, nalgas y glúteos.  El término celulitis empezó a usarse en 1920 para describir una alteración estética de la superficie de la piel y viene del latín significando inflamación celular, en el  plano más clínico es definida como una alteración histofisiológica del tejido conjuntivo subcutáneo derivada de trastornos localizados de la microcirculación que causa alteración en la topografía del contorno corporal femenino.

Afecta tanto a hombres como a mujeres, pero lo cierto es que casi el 90% del sexo femenino la padece, incluso las mujeres más delgadas. El 70% de las mujeres considera que tener celulitis afecta su calidad de vida. Algunos estudios muestran que las mujeres se sienten avergonzadas en situaciones como usar traje de baño o ropa ceñida, practicar ciertos deportes o cruzar las piernas descubiertas.

cuadro-etiologia-multifactorial-fisioterapia-tres-olivos

Factores

A la hora de clasificarla podemos atender a varios criterios:

  • Localización, siendo concreta en algunas zonas o general (más rara y relacionada con la obesidad y trastornos hormonales)
  • Visibilidad:

      – Ligera: Visible sólo si se pellizca la zona.

      – Media: Visible a simple vista aunque no en todas las posiciones.

      – Fuerte. Visible en cualquier posición sentado o de pie.

  • Consistencia:

      – Dura o compacta: Fase más inicial propia de la postadolescencia, a veces es molesta o dolorosa.

      – Blanda o flácida: Se considera una evolución de la anterior , es la más frecuente y no suele ser dolorosa.

      – Edematosa / Esclerótica: Es dolorosa y se relaciona con insuficiencia circulatoria, venosa y linfática.

imagen-de-celulitis-blog-fisioterapia

Lo normal es que se presenten patrones mezclados en base a los tres tipos de clasificación aquí comentados en una misma persona.

Siento decir por adelantado que su tratamiento es algo más complejo ya que requiere de la participación de un equipo multidisciplinar.

Al contrario de lo que se piensa la sufren mujeres delgadas, con lo cual no es un problema sólo de mujeres con sobrepeso aunque es cierto que la obesidad la exacerba.

Continuando con esto de romper mitos diré que no se da sólo en mujeres, cuya prevalencia a partir de los 20 años oscila con una incidencia de entre el 85% al 98%, también algunos hombres padecen (pero normalmente se relaciona con deficiencia andrógena o por el uso de estrógenos para luchar contra el cáncer de próstata y aunque se manifieste en glúteos y piernas, también pueden darse en senos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen y prácticamente cualquier lugar del cuerpo excepto en el cuero cabelludo, las palmas de los pies y las manos.

Se piensa que el objetivo de la celulitis es maximizar la retención de grasa para asegurarse de tener suficiente energía para el embarazo y lactancia, es una manera del cuerpo para prepararse para lo que está por venir. Parte de la causa en la aparición y persistencia de la celulitis se puede atribuir a diferencias hormonales, específicamente al estrógeno. No sorprende que la mayor incidencia de celulitis sea en mujeres, que aparezca después de la pubertad, y que su condición empeore al usar anticonceptivos, durante el embarazo y durante el ciclo menstrual.

Se piensa que el estrógeno influye en la formación de celulitis por 3 mecanismos interrelacionados:

  1. Al alterar la producción de colágeno (al parecer haciendo que las redes verticales se hagan más duras), lo que facilita aún más que la grasa protruya para formar los hoyuelos típicos de la celulitis.
  2. Al empeorar la circulación y retener agua. Una menor circulación dificulta movilizar y quemar grasa en las áreas con celulitis.
  3. Al facilitar la acumulación de adipocitos (células de grasa) e influir en su crecimiento.

Causas de la Celulitis

Las causas que la originan destacaremos:

  1. La genética (ya que es heredable).
  2. La etnicidad (siendo más común en mujeres blancas que en negras o asiáticas).
  3. Género (mayor incidencia en mujeres).
  4. El biotipo (a la hora de ubicar el lugar más frecuente de desarrollo, siendo por ejemplo las mujeres nórdicas más propensas a una mayor presentación en el abdomen).
  5. Factores hormonales (tiroideos, gonadales…).
  6. Factores circulatorios.
  7. Cambios osteoarticulares (embarazo).
  8. Falta de ejercicio.
  9. Mala alimentación.
  10. Alcohol.
  11. Tabaquismo.
  12. Medicamentos como los antihistamínicos o betabloqueantes.
  13. Ropa ajustada.
  14. Tacones (lo siento).
  15. Falta de sueño… (Priego-Blancas, 2011).

Consejos para combatir la Celulitis

  1. Cuida tu dieta: La alimentación es clave a la hora de combatir la celulitis. Incorpora frutas, verduras, carnes blancas magras, cereales integrales y lácteos desnatados en tu dieta. Introduce además grasas saludables como el Omega3 a través de alimentos como el pescado, aceite de oliva, aguacate, nueces..que aportan beneficios a tu piel.No olvides mantenerte bien hidratado, el cuerpo consume agua a lo largo del día y es imprescindible reemplazarla. Conseguirás hidratar la piel y eliminar toxinas y deshechos. Deja de lado las comidas poco saludables y evita el consumo excesivo de sal, fritos o azúcares que favorecerán la acumulación de grasas. Dí adiós al alcohol y el tabaco.
  1. Realiza ejercicio regularmente: activar el riego sanguíneo a través del ejercicio es fundamental. Lo ideal, sería marcarse una buena rutina semanal de ejercicios específicos para piernas, glúteos y abdomen, que son las zonas más afectadas por la celulitis. Planificarse una tabla de ejercicios y trabajar elevaciones de piernas, sentadillas, peso muerto, abdominales …varios días por semana, hará que los resultados sean mucho más visibles. Comienza una vida activa y acaba con el sedentarismo, además si tienes un trabajo en el que tienes que estar mucho tiempo sentado, procura hacer de vez en cuando movimientos que permitan un cambio de posición y favorezcan la circulación.
  1. Los masajes son un buen aliado, ayuda a estimular la circulación a través de ellos. Tú mismo puedes hacerlo con ayuda de cremas específicas o través de rodillos. Un buen masaje vigoroso nos ayudará a romper los depósitos de grasa acumulados.
  1. Evita ropas ceñidas o demasiado ajustadas, acostúmbrate a pantalones un poco más holgados que permitan respirar a tu piel y eliminar toxinas.
  1. Al igual que para el cansancio de piernas las duchas de agua fría favorecerán un buen flujo sanguíneo, imprescindible para combatir la celulitis.

INDIBA

Para aumentar los efectos en el tratamiento de la celulitis hemos incorporado a nuestro centro un tratamiento, no invasivo e indoloro, que produce una diatermia localizada en nuestro cuerpo. Se trata de un calentamiento local de tejidos en una zona del cuerpo bajo la influencia de un campo eléctrico o magnético. Este aumento de temperatura controlado se produce por la circulación de una corriente de alta frecuencia, que provoca un aumento de la temperatura desde el interior de las propias células. La sensación que produce es relajante y agradable.

La radiofrecuencia INDIBA se ha convertido con el paso del tiempo en un tratamiento cada vez más demandado por su eficacia para tratar y prevenir la Flacidez Corporal, Regenerar y Recuperar la elasticidad y calidad de la piel.

Si quieres que nos veamos y tratemos tu caso, no dudes en contactar con nosotros en el 918 285 101 o en info@fisioterapia-angelaraque.es