1. No tengo tiempo:

Esta es la excusa reina por la que la gente no hace deporte.

1 día 24 horas, 1 semana 168 horas. Se han visto resultados asombrosos con solo entrenar 2 días a la semana, 1 hora. ¿No las tienes?

2. No veo resultados:

Normalmente, con un plan de entrenamiento de unas dos sesiones a la semana, los resultados no comienzan a notarse hasta el segundo mes, date tiempo y combinando ejercicio con una dieta adecuada verás resultados antes de que te des cuenta. Para notar los resultados, ponte en manos de profesionales.

3. Me duele alguna parte del cuerpo:

Es una buena excusa pero ¿sabes que hay entrenadores especializados que adaptan los entrenamientos a tus necesidades? No eres la única persona que haría ejercicio padeciendo una patología ya que cada vez más estudios prescriben que el ejercicio es necesario para que estos dolores desaparezcan.

4. Hacer deporte es caro:

El valor que le damos a nuestro cuerpo tiende a ser secundario, ya que solo nos preocupamos por él cuando tenemos alguna dolencia. Ahora hay muchas formas de hacer ejercicio, pero lo que está claro es que si este lo quieres hacer correctamente tiene que ir de la mano de un profesional que paute lo que necesite cada persona. Esto conllevará una inversión a largo plazo para ganar calidad de vida.

5. Siempre estoy muy cansado:

Al practicar ejercicio físico se segregan endorfinas y serotonina. Te sentirás mejor, más animado, con más energía y por la noche dormirás mejor.

6. No quiero ponerme musculos@:

He oído esta excusa principalmente en las mujeres. Esto es una creencia errónea. El “tonificar”, que es el objetivo por excelencia para ellas, se produce cuando se tiene masa muscular y se pierde grasa corporal. Tranquilas, el profesional adecuará el entrenamiento para que te sientas mucho mejor con tu cuerpo.

7. Ya me muevo bastante durante el día:

Aunque el trabajo y las obligaciones impliquen estar todo el día de un lado para otro, no es lo mismo que dedicar unos 30 minutos del día a realizar ejercicio. El trajín propio de las tareas cotidianas genera estrés, en cambio la práctica regular de actividad física, relaja, ayuda a manejar el estrés, previene la depresión, ayuda a dormir mejor…

8. La actividad física es para los jóvenes:

Falso. La actividad es beneficiosa para todos. Cualquier persona puede mejorar su estado físico. Incluso personas de 90 años practican actividad física y obtienen sus beneficios. Actualmente hay cada vez más literatura científica que confirma que los ejercicios de fuerza son los más beneficiosos para prevenir problemas de osteoporosis, artritis y un largo etcétera.

9. Hacer ejercicio me da mucha hambre y no quiero engordar:

Aunque en algunas personas la actividad física despierta el apetito, si comes correctamente, las calorías gastadas con el ejercicio serán mayores que las incorporadas con la comida.

10. Soy obeso y me da vergüenza moverme:

Hacer ejercicio te ayudará a mejorar tu salud y bienestar, es algo de lo que deberías estar orgulloso y hacerlo lo antes posible. Si te cuesta hacer actividad física frente a otros, comienza a hacerlo en un centro de entrenamiento individualmente, el ejercicio será individualizado y la pedagogía del entrenador te hará sentirte cómodo haciendo ejercicio.

fisioterapia-tres-olivos-madrid-angel-araque

11. Tengo un problema de salud:

Si tienes un problema de salud, es importante que consultes con tu médico. Dependiendo del problema, hay muchas opciones para hacer ejercicio. El movimiento y la actividad física promueven la salud de los tejidos. Por eso con el diagnóstico del médico debes acercarlo a un centro de entrenamiento donde el Graduado en Ciencias de la Actividad Física y especializado, sabrá qué ejercicio se adecua a ti. No solo para mejorar tu salud si no para hacerle frente a esa patología.

12. Soy muy patos@:

Carezco de ritmo y soy incapaz de asimilar los movimientos. Hay que mirarnos a nosotros mismos y comprobar nuestra evolución. El pensamiento debe ser que cuanto más me cuesta, más debo intentarlo. Esto nos dará grandes satisfacciones personales.

13. Estoy muy gord@:

¿No es mejor para intentar perder peso hacer deporte? Está claro que debe de ser muy específico e individualizado. Por eso, asesórate y empieza.

14. Los días libres recupero lo perdido durante la semana:

Habría que comprobar los hábitos que tienes diariamente y comprobar cuál de ellos cambia. Muchas personas tienen el hábito de entrenar 5 días a la semana y el fin de semana no llevar ningún control con la comida.

15. No me gusta hacer deporte:

¿Sabes la cantidad de deportes que hay? ¿La cantidad de metodologías diferentes que pueden hacer que te enganches a la actividad física? Mi respuesta siempre es: prueba, prueba, prueba hasta que encuentres una actividad que te gusta.

16. Después del trabajo estoy agotad@:

¿Por qué no te planteas levantarte antes y salir 40-60 minutos? ¿Puedes hacer ejercicios funcionales antes de ducharte por la mañana para estar activo/a todo el día? Lo que está claro es que la actividad física controlada por un profesional puede hacer que descanses mejor en tus horas de sueño y hacer que esa sensación diaria desaparezca.

17. Cuando tenga un día libre, haré más actividad para compensar:

De más está decir que muchas veces ese día libre no llega nunca, o cuando llega lo queremos aprovechar de otra manera. Pero más allá de eso, es importante hacer actividad física de forma regular y distribuida durante la semana. Practicar actividad física sólo uno o dos días a la semana en forma intensa o sin estar adecuadamente entrenado puede resultar contraproducente.

18. Llevo muchos años sin hacer ejercicio y me da miedo lesionarme o que me pase algo:

Si llevas mucho tiempo sin hacer ejercicio, lo primero sería consultar al médico para descartar que tengas algún problema de salud que te impida hacer deporte. Un profesional del ejercicio físico debe de estar preparado para prevenir las lesiones. ¿Para qué entrenar si ese proceso me lleva a la lesión? El entrenador tiene como primer objetivo al crear una planificación el prevenir lesiones.

19. Hace frío, hace calor:

Es la excusa más fácil, puesto que puedes abrigarte, o hidratarte. El clima lo tienes que combatir siempre.

20. No tengo ropa:

¿Es necesario algún modelito para cada actividad física? Está claro que si vas a hacer un deporte o una actividad específica tal vez necesites una ropa concreta, sobre todo para evitar lesiones a largo plazo. A pesar de ello existen numerosas de actividades que no se necesitan.

21. El gimnasio está lejos:

En casi todas las localidades hay un centro de fitness y cada vez hay más. Tal vez el centro adecuado se encuentre más lejos, por ello valoraremos más el esfuerzo que hacemos para ir.

Ponte en manos de expertos y disfruta del deporte. No lo pienses más y reacciona!!