Lesiones más comunes en el esquí.

El esquí nació en los países nórdicos como medio de transporte, quienes utilizaban listones de madera para desplazarse sobre la nieve. Mientras que el esquí nórdico se ha practicado durante muchos años, solo durante los últimos 50 o 60 años se ha desarrollado el esquí alpino tal y como lo conocemos hoy en día, convirtiéndose en uno de los deportes de invierno más practicados en todo el mundo, lo que ha provocado un incremento importante de accidentes en las pistas.

Según la ATUDEM (Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña), las estaciones de esquí españolas reciben durante el invierno más de 5 millones de visitantes y este número va creciendo año a año. Una actividad que la realizan personas de todas las edades, la que la hace muy popular ya que la puedes realizar junto amigos o familiares.

Pero toda actividad deportiva conlleva unos riesgos, por ello queremos advertiros de las lesiones más comunes para que nos haga reflexionar a todos.

Factores de riesgo

  • La calidad de la nieve: Es más fácil caerse si ésta no nos ofrece un estado ó
  • Moverse fuera pistas: Sólo practicar ésta modalidad si dominamos los esquís. Hay muchos factores que no se controlan en esa zona.
  • Hacer el loco en los snowparks: Las barras y los obstáculos no están acolchados. Cuidaros de hacer locuras si no domináis vuestro material y habilidades.
  • Una forma física no muy buena: Si no estamos preparados fisicamente tendremos que aumentar las precauciones.
  • La edad
  • La inexperiencia: si no sabes y no controlas, las lesiones vienen solas.

Aunque en este deporte son frecuentes los golpes y las contusiones, existen una serie de lesiones características en el esquí.

RODILLA

La parte del cuerpo que más sufre son las rodillas. De hecho, suman el 37% de las lesiones del esquiador. El hecho de llevar botas de esquí que protegen los tobillos y la parte media de la tibia hace que en caso de palanca, toda la fuerza acabe por llegar a la rodilla y esta es la que se lleva la peor parte. Lo mínimo que puede pasar es un esguince de rodilla hasta lo más grave que será la triada ( lesión del ligamento lateral interno, menisco interno y ligamento cruzado anterior).

Las lesiones más frecuentes son las del ligamento cruzado anterior y del ligamento lateral interno.

El mecanismo lesional más frecuente es el giro brusco del cuerpo sobre la tibia produciendo un movimiento de rotación forzado en la rodilla. Esto tiene lugar en caídas del esquiador hacia atrás produciendo una rotación de la tibia sobre el fémur con la rodilla hiperflexionada. Los síntomas inmediatos son dolor e imposibilidad de caminar.

HOMBRO Y MUÑECA

El 12% de las lesiones del esquiador son luxaciones de hombros  al caer.

Ante un frenazo brusco, el hombro recibe la desaceleración por ello ocurren tantas lesiones.

También existe un gran número de fracturas de clavícula por golpe directo sobre el hombro pero si caes y apoyas la muñeca, entonces aparece la fractura de cúbito y radio. Los esguinces, fracturas de muñeca o fracturas de radio-cúbito son el 3% de las lesiones.

CADERA

La cadera y la pelvis se representan el 11% de las lesiones de los esquiadores. Por lo general son contusiones, pero en ocasiones también se producen luxaciones o fracturas de coxis por caídas de culo.

CRÁNEO Y CUELLO

Damos por hecho que esquías con casco. Por favor, póntelo siempre. La cabeza debe ir siempre bien protegida, sobre todo en los niños. El 6% de las lesiones en el esquí son traumatismos craneoencefálicos por un fuerte golpe en la cabeza.

TRONCO

Ante accidentes graves, caídas tipo sentadilla, se presentan lesiones vertebrales, costales y de vísceras torácicas y abdominales. También son frecuentes los esguinces cervicales debido a la aceleración y deceleración de forma brusca.

CURIOSIDADES

  • Pulgar del esquiador: Se produce por caídas en que el dedo sufre un movimiento lateral brusco, y consiste en una ruptura del ligamento interno que estabiliza la articulación del metacarpiano con la primera falange. Los síntomas inmediatos consisten en dolor en la zona de ruptura con hinchazón y movilización dolorosa del dedo. 7% de las lesiones del esquiador.
  • Las lesiones se disparan en el último descenso del día: A medida que aparece el cansancio, la deshidratación, la fatiga, aumenta la posibilidad de lesión. Una vez se decide bajar una última vez, el exceso de confianza y la relajación nos llevan a padecer más lesiones de esquí. 
  • Mala calidad de la nieve: La calidad de la nieve puede variar en poco espacio de tiempo, especialmente a final de temporada. Especial cuidado hay que tener con la nieve helada que puede producir fracturas y heridas ; es importante disponer de tablas con cantos adecuados. La nieve húmeda que acompaña las altas temperaturas contiene gran cantidad de agua impidiendo el deslizamiento de los esquís; son frecuentes las lesiones de ligamentos de la rodilla.

Si quieres prepararte para esquiar o si te surge alguna lesión esquiando, estaremos encantados de poder ayudarte y hacer que vuelvas a la viene lo antes posible. Si tienes alguna duda en cuanto a las cuestiones mencionadas anteriormente, no dudes en escribirnos a info@fisioterapia-angelaraque.es y si quieres coger cita llámanos al 918-285-101.