La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI, el problema es mundial. La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante ya que se calculaba que en 2010 hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo.

España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea con mayor número de niños con problemas de sobrepeso, presentando un cuadro de obesidad en un 16,1% entre menores de 6 a 12 años de edad. Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, dos de cada 10 niños españoles tienen sobrepeso y uno de cada 10 sufre obesidad; es decir, el 27,8% de los menores en nuestro país ya presenta algún tipo de problema de peso, que con los años puede desembocar en diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

obesidad-infantil-blog-angel-araque

El reciente estudio Aladino (2013), realizado para todo el territorio español, muestra que el exceso de peso infantil (obesidad más sobrepeso) en España, en población de 6 a 9 años de edad, es del 44,5%(18,3% obesidad y 26,2 sobrepeso).

En la Comunidad de Madrid se está realizando el estudio longitudinal ELOIN en población de 4 años con seguimiento hasta los 14 años. Los datos disponibles para el periodo 2012-2013 en la población de 4 años muestran que el porcentaje de obesidad en esta edad es de un 6,4 %y el de sobrepeso es de un 17,3%.De cada 10 niños y adolescentes de dos a 17 años, dos tienen sobrepeso y uno obesidad.

La obesidad infantil se trata de la acumulación excesiva de grasa corporal, especialmente en el tejido adiposo, y que se puede percibir por el aumento del peso corporal cuando alcanza 20 por ciento a más del peso ideal según la edad, la talla, y sexo del niño o niña en cuestión.

Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.

Causas por las que los niños y adolescentes se vuelven obesos

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad infantiles es el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico. El aumento mundial del sobrepeso y la obesidad infantiles es atribuible a varios factores, tales como:

  • El cambio dietético mundial hacia un aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos con abundantes grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes saludables.
  • La tendencia a la disminución de la actividad física debido al aumento de la naturaleza sedentaria de muchas actividades recreativas, el cambio de los modos de transporte y la creciente urbanización.
alimentos-que-provocan-sobrepeso

Al contrario de la mayoría de los adultos, los niños y adolescentes no pueden elegir el entorno en el que viven ni los alimentos que consumen. Asimismo, tienen una capacidad limitada para comprender las consecuencias a largo plazo de su comportamiento.

¿Qué se puede hacer para luchar contra la epidemia de obesidad infantil?

El objetivo de la lucha contra la epidemia de obesidad infantil consiste en lograr un equilibrio calórico que se mantenga a lo largo de toda la vida.

Recomendaciones generales:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas
  • Reducir la ingesta de azúcares
  • Realizar actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física deintensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y conste de actividades diversas. Para controlar el peso puede ser necesaria una mayor actividad física.

Para frenar la epidemia de obesidad infantil es necesario un compromiso político sostenido y la colaboración de muchas partes interesadas, tanto públicas como privadas. Los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen un papel fundamental en la creación de entornos saludables y de condiciones de asequibilidad y accesibilidad de opciones dietéticas más saludables para los niños y los adolescentes. Los padres pueden influir en el comportamiento de sus hijos poniendo a su disposición en el hogar bebidas y alimentos saludables y apoyando y alentando la actividad física.

Sugerencias para la promoción de una nutrición saludable en el hogar

Para los lactantes y niños pequeños

  • Lactancia exclusivamente materna.
  • Evitar añadir azúcares y almidones a la leche artificial.
  • Aceptar la capacidad del niño para regular su propia ingesta de calorías, en vez de obligarlo a vaciar el plato.
  • Garantizar la ingesta de micronutrientes necesaria para fomentar un crecimiento lineal óptimo.

Para niños y adolescentes

  • Darles un desayuno saludable antes de acudir a la escuela.
  • Darles refrigerios saludables (cereales integrales, hortalizas, frutas).
  • Fomentar la ingesta de frutas y hortalizas.
  • Reducir la ingesta de alimentos ricos en calorías y pobres en micronutrientes.
  • Reducir la ingesta de bebidas azucaradas.
  • Hacer lo posible porque las comidas se hagan en familia.
  • Proporcionar información y aptitudes para que puedan elegir opciones alimentarias saludables.

Sugerencias para la promoción de la actividad física en el hogar

  • Reducir el tiempo de inactividad (televisión, computadora).
  • Alentar la ida al colegio y a otras actividades sociales a pie o en bicicleta en condiciones de seguridad.
  • Integrar la actividad física en las rutinas de la familia, buscando tiempo para hacer paseos en familia o participar juntos en juegos activos.
  • Asegurarse de que la actividad sea apropiada para la edad y proporcionar equipo protector (casco, muñequeras, rodilleras, etc.).

Posibles complicaciones

Un niño que tenga sobrepeso o que sea obeso es más propenso a tener sobrepeso u obesidad como adulto. Los niños obesos ahora están desarrollando problemas de salud que solían verse sólo en los adultos. Cuando estos problemas empiezan en la niñez, se vuelven con frecuencia más graves cuando el niño se convierte en un adulto.

Los niños con obesidad están en riesgo de presentar estos problemas de salud:

  • Glucosa (azúcar) alta en la sangre o diabetes
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Colesterol y triglicéridos elevados en la sangre (dislipidemia o grasas elevadas en la sangre)
  • Ataques cardíacos debido a cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca congestiva y accidente cerebrovascular posteriormente en la vida
  • Problemas óseos y articulares: más peso ejerce presión en los huesos y las articulaciones. Esto puede llevar a osteoartritis, una enfermedad que causa dolor y rigidez articular.
  • Detención de la respiración durante el sueño (apnea del sueño). Esto puede causar fatiga diurna o somnolencia, atención deficiente y problemas en el trabajo.

Las niñas obesas son más propensas a no tener períodos menstruales regulares.Los niños obesos con frecuencia tienen baja autoestima. Ellos son más propensos a ser fastidiados o intimidados y pueden tener dificultad para hacer amigos.

Entrenamiento y mejores recomendaciones

  1. Existen una creciente cantidad de estudio científicos que incluyen niños y niñas de entre 6 y 7 años que realizan entrenamiento de fuerza pediáIván Chulvi. https://www.nscaspain.com/blog/entrenamiento-de-fuerza-pediatrico—d–ivan-chulvi-medrano-phd-cscsd-nsca-cptd
  2. No hay ninguna evidencia científica que indique que el entrenamiento de fuerza vaya a tener un efecto adverso en el crecimiento. Jose Miguel del Castillo. https://www.josemief.com/entrenamiento-de-fuerza-en-jovenes-ninos-y-adolescentes/?utm_source=ReviveOldPost&utm_medium=social&utm_campaign=ReviveOldPost
  3. Menor incidencia o riesgo de lesiones deportivas músculo-esqueléticas agudas y por sobrecarga. Guillermo Peña. http://g-se.com/es/salud-y-fitness/blog/desmitificando-el-entrenamiento-de-la-fuerza-en-edades-tempranas-ninos-y-adolescentes
  4. el entrenamiento de fuerza en niños tiene efectos beneficiossobre la salud cardiovascular, la composición corporal, la densidad mineral ósea, el perfil lipídico y la salud mental. Pablo Sá.. https://mundoentrenamiento.com/entrenamiento-de-fuerza-en-ninos/
  5. Hasta no hace mucho, para una gran parte de la comunidad médica y científica el entrenamiento de la fuerza no era recomendable en estas edades. Se muestran las evidencias de los aspectos de influencia positiva sobre el desarrollo y sobre la maduración.http://g-se.com/es/actividad-fisica-y-entrenamiento-en-ninos-y-adolescentes/articulos/crecimiento-y-maduracion-del-deportista-joven-aplicacion-para-el-desarrollo-de-la-fuerza-808

Si necesitas ayuda en un caso concreto, estaremos encantados de poder aportarte la información que necesites. Muchas son las dudas que nos pueden surgir al leer la información y es necesario acudir a un profesional cualificado para hacer frente a esta patología que se está extendiendo en nuestra sociedad.

Haznos saber tu caso, ponte en nuestras manos y te facilitaremos el proceso hacia una vida saludable, donde te encontrarás más feliz contigo mismo.

Teléfono: 918 28 51 01

Calle: Afueras a Valverde 28