El aumento de la tasa de obesidad (30% obesidad y 70% sobrepeso en España con expectativas de 48% y 89% respectivamente en 2030) y de las enfermedades relacionadas con ella durante los últimos años, ha hecho que haya habido un aumento de las intervenciones para abordarlas, sobretodo protocolos centrados en el tratamiento de pastillas recetadas por el médico de cabecera como la sibutramina, la dieta, el ejercicio o la combinación de ambas. La eficacia  de estos protocolos no debe ser centrada en la reducción del peso corporal si no, acompañado de un cambio en los comportamientos, hábitos y motivaciones.

La causa primaria del incremento de los factores de riesgo de padecer enfermedades es el sedentarismo. Los trabajos mayoritariamente nos obligan a estar 8 horas sentados, lo que provoca unos cambios en nuestro cuerpo, por lo que hay que realizar ejercicio para prevenirlos.

Para enfrentarnos a la pérdida de peso se ha demostrado que el entrenamiento concurrente (fuerza + cardiovascular) es el más efectivo (más que el entrenamiento únicamente de fuerza o solo cardiovascular). Incluso el entrenamiento de fuerza debe ser predominante que el aeróbico.

Para todos aquellos que se dispongan a enfrentarse a este objetivo “solos” les aconsejo:

  • Nunca hay que perder más de 0,5 Kg a la semana, primero por salud, porque no nos interesa perder masa muscular.
  • Un balance negativo es necesario para el cambio de composición corporal (que las calorías que gastemos sean más que las que consumimos, para ello hay que CUANTIFICAR).
  • Necesario incluir el ejercicio de fuerza para provocar cambios en la composición corporal y en los biomarcadores asociados a desordenes metabólicos.
  • Si el ejercicio aeróbico es de alta intensidad es más efectivo (30minutos, 3-4 veces a la semana, al 70% Vo2max

(Para las personas con mucho sobrepeso o algún tipo de obesidad este consejo habría que seguirlo con un profesional del deporte, ya que tiene unos riesgos si no se controla).

El volumen de entrenamiento mínimo:

  • 2 a 3 series de 6 a 10 repeticiones al 75%RM.

(Redujo colesterol total, triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad).

perder-peso-madrid-barrio-tres-olivos

En Clínica de Fisioterapia Ángel Araque, tenemos los medios necesarios para prevenir y mejorar estas patologías. Podrás realizar el ejercicio cardiovascular cualificado para que no haya sobreentrenamiento ni dolores post-ejercicio, los ejercicios de fuerza serán supervisados por el entrenador y serán los más efectivos para el objetivo que nos marquemos y provocar así los cambios necesarios en nuestra composición corporal. Por ello si necesitas asesoramiento contacta con nosotros. “Porque no solo es controlar la ingesta calórica”.

 

Formulario de contacto

Teléfono : 918 285 101

Email: info@fisioterapia-angelaraque.es

 

Bibliografía

  • Blair, S. N. (2009). Physical inactivity: the biggest public health problem of the 21st century. British journal of sports medicine, 43(1), 1-2.
  • Clark, J. E. (2015). Diet, exercise or diet with exercise: comparing the effectiveness of treatment options for weight-loss and changes in fitness for adults (18–65 years old) who are overfat, or obese; systematic review and meta-analysis. Journal of Diabetes & Metabolic Disorders, 14(1), 31.
  • Curioni, C. C., & Lourenco, P. M. (2005). Long-term weight loss after diet and exercise: a systematic review. International journal of obesity, 29(10), 1168-1174.
  • Fisher, G., Brown, A. W., Brown, M. M. B., Alcorn, A., Noles, C., Winwood, L., … & Allison, D. B. (2015). High Intensity Interval-vs Moderate Intensity-Training for Improving Cardiometabolic Health in Overweight or Obese Males: A Randomized Controlled Trial. PloS one, 10(10), e0138853.
  • Place, N., Ivarsson, N., Venckunas, T., Neyroud, D., Brazaitis, M., Cheng, A. J., … & Westerblad, H. (2015). Ryanodine receptor fragmentation and sarcoplasmic reticulum Ca2+ leak after one session of high-intensity interval exercise. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201507176.