El aumento de la tasa de obesidad (30% obesidad y 70% sobrepeso en España con expectativas de 48% y 89% respectivamente en 2030) y de las enfermedades relacionadas con ella durante los últimos años, ha hecho que haya habido un aumento de las intervenciones para abordarlas, sobretodo protocolos centrados en la dieta, el ejercicio o la combinación de ambas. La eficacia  de estos protocolos no debe ser centrada en la reducción del peso corporal si no, acompañado de un cambio en los comportamientos, hábitos y motivaciones.

La causa primaria del incremento de los factores de riesgo de padecer enfermedades es el sedentarismo. Los trabajos mayoritariamente nos obligan a estar 8 horas sentados, lo que provoca unos cambios en nuestro cuerpo, por lo que hay que realizar ejercicio para prevenirlos.

Para enfrentarnos a la pérdida de peso se ha demostrado que el entrenamiento concurrente (fuerza + cardiovascular) es el más efectivo (más que el entrenamiento únicamente de fuerza o solo cardiovascular). Incluso el entrenamiento de fuerza debe ser predominante que el aeróbico.

Para todos aquellos que se dispongan a enfrentarse a este objetivo “solos” les aconsejo:

  • Nunca hay que perder más de 0,5 Kg a la semana, primero por salud, porque no nos interesa perder masa muscular.
  • Un balance negativo es necesario para el cambio de composición corporal (que las calorías que gastemos sean más que las que consumimos, para ello hay que CUANTIFICAR).
  • Necesario incluir el ejercicio de fuerza para provocar cambios en la composición corporal y en los biomarcadores asociados a desordenes metabólicos.
  • Si el ejercicio aeróbico es de alta intensidad es más efectivo (30minutos, 3-4 veces a la semana, al 70% Vo2max

(Para las personas con mucho sobrepeso o algún tipo de obesidad este consejo habría que seguirlo con un profesional del deporte, ya que tiene unos riesgos si no se controla).

El volumen de entrenamiento mínimo:

  • 2 a 3 series de 6 a 10 repeticiones al 75%RM.

(Redujo colesterol total, triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad).

perder-peso-madrid-barrio-tres-olivos

En Clínica de Fisioterapia Ángel Araque, tenemos los medios necesarios para prevenir y mejorar estas patologías. Podrás realizar el ejercicio cardiovascular cualificado para que no haya sobreentrenamiento ni dolores post-ejercicio, los ejercicios de fuerza serán supervisados por el entrenador y serán los más efectivos para el objetivo que nos marquemos y provocar así los cambios necesarios en nuestra composición corporal. Por ello si necesitas asesoramiento contacta con nosotros. “Porque no solo es controlar la ingesta calórica”.

 

Formulario de contacto

Teléfono : 918 285 101

Email: info@fisioterapia-angelaraque.es

 

Bibliografía

  • Blair, S. N. (2009). Physical inactivity: the biggest public health problem of the 21st century. British journal of sports medicine, 43(1), 1-2.
  • Clark, J. E. (2015). Diet, exercise or diet with exercise: comparing the effectiveness of treatment options for weight-loss and changes in fitness for adults (18–65 years old) who are overfat, or obese; systematic review and meta-analysis. Journal of Diabetes & Metabolic Disorders, 14(1), 31.
  • Curioni, C. C., & Lourenco, P. M. (2005). Long-term weight loss after diet and exercise: a systematic review. International journal of obesity, 29(10), 1168-1174.
  • Fisher, G., Brown, A. W., Brown, M. M. B., Alcorn, A., Noles, C., Winwood, L., … & Allison, D. B. (2015). High Intensity Interval-vs Moderate Intensity-Training for Improving Cardiometabolic Health in Overweight or Obese Males: A Randomized Controlled Trial. PloS one, 10(10), e0138853.
  • Place, N., Ivarsson, N., Venckunas, T., Neyroud, D., Brazaitis, M., Cheng, A. J., … & Westerblad, H. (2015). Ryanodine receptor fragmentation and sarcoplasmic reticulum Ca2+ leak after one session of high-intensity interval exercise. Proceedings of the National Academy of Sciences, 201507176.