En esta entrada quiero mostraros una dolencia muy común como es la tendinitis del tendón rotuliano.

Esta patología de la rodilla tiene una alta prevalencia en el mundo del ejercicio físico, siendo esta una de las principales causas que limitan el rendimiento, ya que son muchos las actividades físicas en el que el correcto funcionamiento de la rodilla es fundamental para el desempeño, soportando gran parte del peso corporal. Por ello, es importante una buena prevención y readaptación completa de la lesión de la tendinitis del tendón rotuliano cuando esta se produce.

El tendón rotuliano es la continuación tras la rótula del tendón del cuádriceps femoral. La tendinitis del tendón rotuliano es una lesión producida por la inflamación del tendón, con dolor espontáneo a la presión.

  • Molestias al flexionar o extender la pierna.
  • Dolor y sensibilidad en el área del tendón rotuliano.
  • Edema e hinchazón en la zona.
  • Molestias al caminar o correr.

El ciclo o patrón de dolor que presenta una persona con tendinitis del tendón rotuliano se basa en la producción de dolor al inicio de la actividad en la cara anterior de la rodilla que se elimina, en cierta medida, con el calentamiento o la actividad, y vuelve tras la actividad con una incidencia incluso mayor. En un grado muy avanzado, podrá incluso impedir la actividad. Afecta principalmente a los deportistas que involucran la patada o el salto (voleyball, baloncesto, balonmano, fútbol, atletismo), pero en todo deporte con una cierta involucración del tren inferior, de forma repetida, puede presentarse.

Esta lesión se produce por un esfuerzo incorrecto y repetitivo, que afecta a la articulación, y que puede incluso deberse a la conformación anatómica. Esto supone que aumentan las tensiones en el tendón, hasta un punto en que no lo soporta adecuadamente el sistema músculo-esquelético y se produce esta inflamación como respuesta al uso inadecuado.

Existen varios estadios en la lesión de la tendinitis del tendón rotuliano, que dependiendo de los síntomas, son los siguientes:

Estadio 1

El dolor sólo se presenta tras la actividad, no existe influencia funcional.

Estadio 2

Dolor durante y después de la actividad, desarrollo de la actividad aún de forma adecuada.

Estadio 3

Dolor prolongado durante y después de la actividad, se van producción mayores dificultados progresivamente para el desarrollo de la actividad deportiva.

Estadio 4

Rotura completa del tendón, que precisaría de reparación quirúrgica.

Si esta afectación se mantiene en el tiempo pasaría a denominarse tendinosis.

Las causas de la tendinitis rotuliana no están bien determinadas. Se cree que se trata de una combinación de factores que podrían estar implicados, entre ellos:

INTRÍNSECAS

  • Biomecánico
  • Falta de flexibilidad
  • Laxitud articular, sobre todo a nivel de la rodilla y corva
  • Contractura de los músculos del tren inferior, con reducción de la flexibilidad, a nivel de cuádriceps e isquiotibiales
  • Edad
  • Sexo
  • Predisposición personal de forma anatómica
  • Fisiológica
  • Propiocepción
  • Mala alineación de pie, tobillo y pierna.
  • Desequilibrio muscular de tren inferior
  • Asimetrías con un aumento del ángulo Q
  • Repetición de acciones de saltos
  • Necesidad de fortalecimiento de cuádriceps (sobretodo, vasto interno)
  • Presencia de rótula a un nivel superior o inferior a lo normal (alta o baja)
  • Peso corporal
  • Genu varo o genu valgo
  • Desigualdad en la longitud de las extremidades
  • Habilidad en el salto vertical
  • Técnica de saltar y aterrizar.

EXTRÍNSECAS

Como se ha comentado anteriormente, esta lesión se produce sobretodo por el estrés repetitivo en el tendón de la rótula o del cuádriceps, por ejemplo, en acciones del propio juego donde se produzca una carga excesiva y continuada en el rotuliano como golpeo de balón, arrancadas, frenadas, cambios de dirección, saltos o ejercicios del tipo sentadillas con mucha carga o mala técnica. El proceso de recuperación y readaptación, deberá de realizarse bajo una coordinación entre fisioterapeuta, preparador físico, entrenador y readaptador físico-deportivo. Se deberá realizar una intervención temprana y coordinada para impedir que sobrepase el estadio 1, o en caso remoto, el estadio 2.

Si necesita nuestra ayuda o tiene alguna pregunta que hacernos, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

Teléfono: 918285101

Email: info@fisioterapia-angelaraque.es

Calle Afueras a Valverde 28